Masaje Erótico

Masaje Erótico

Hablando de los masajes en términos generales, forman parte de una práctica terapéutica que se ha utilizado durante siglos para aliviar dolores musculares, reducir el estrés y mejorar la circulación sanguínea. los masajes tienen muchos beneficios, entre ellos:

  • Mejoran las defensas del cuerpo, estimulando el sistema inmunológico y evitando infecciones.
  • Relajan los músculos, eliminando las contracturas musculares.
  • Desintoxican el cuerpo, mejorando la circulación sanguínea.
  • Liberan tensiones, soltando lo reprimido en el interior.
  • Alivian dolores, tonificando y relajando el sistema nervioso.

El masaje erótico busca que las energías eróticas de las personas se activen y fluyan.

Como cualquier masaje, la técnica consiste en frotar, presionar o dar unos golpecitos con diferente intensidad y ritmo en las partes del cuerpo que sean necesarias. A parte de aliviar el estrés y ser terapéuticos, el masaje erótico procura estimular las zonas erógenas del cuerpo para causar tanto placer como sea posible.

Recordemos que al recibir un masaje y relajarnos, se emiten señales dentro de nuestro cerebro que nos producen descargas de endorfinas, serotoninas, dopamina y oxitocina. Todas estás son las hormonas llamadas, «hormonas de la felicidad», debido al efecto y beneficios que tienen sobre nuestro cuerpo.

De esta manera alcanzamos un estado de bienestar y se reducen nuestros niveles de estrés. Además, los masajes también reducen la presión sanguínea y mejoran la circulación, permitiendo que todo el cuerpo reciba mayor cantidad de oxígeno.

El masaje erótico es uno de los masajes que pueden llegar a ser de los mas espectaculares para el ser humano.

Es importante destacar que los masajes no solo tienen beneficios físicos, sino también emocionales. Los masajes pueden reducir los niveles de cortisol, la hormona del estrés, y controlar la ansiedad y la depresión. También pueden mejorar la capacidad de conciliar el sueño y fortalecer el sistema inmunológico.

En resumen, los masajes son una práctica terapéutica muy beneficiosa para el cuerpo y la mente